LG Oled Black Demons, campeón invicto de la Serie B

El título de la Serie B se quedó en Las Rozas. LG Oled Black Demons se proclamó campeón tras vencer en la final a L’Hospitalet Pioners (41-27) y sumó su tercer título en esta categoría, tras los conquistados en 2007 y 2012. Además, cierra la temporada sin conocer la derrota. Ambos equipos, con el ascenso a la Serie A en el bolsillo, protagonizaron un encuentro espectacular, más igualado de lo que refleja el resultado final. Pioners tuvo opciones de conquistar el título hasta el inicio del último cuarto (27-20), pero dos “touchdowns” consecutivos de Black Demons dispararon a los de Sebas López hacia la victoria.

Marcos de la Mata, autor de dos “touchdowns”, se llevó el galardón de MVP del partido y volvió a ser decisivo en el poderoso juego de ataque de los madrileños, el mejor del torneo. Junto a él brillaron el corredor estadounidense Dezrick Reed (3 TD, dos de carrera y uno de recepción), el QB mexicano Gerardo Ramos, que además de lanzar dos pases de anotación hizo mucho daño con su movilidad, y el receptor Sergio Condés (1 TD). Por parte de Pioners, destacaron el QB Erick Pérez (3 pases de TD), Dani Belso (2 TD), Víctor Martín (1 TD) y Scott Thompson (1 TD).

foto223

Pioners fue quien golpeó primero. Tras un buen “drive”, moviendo las cadenas con seguridad, los de Ramón Figueroa inauguraron el marcador con una extraordinaria recepción de Víctor Martín, que cazó el balón para colocar el 0-6 (Pioners falló el “extra-point”). Black Demons respondió inmediatamente con otro pase de TD, de Gerardo Ramos a Sergio Condés. Los madrileños también fallaron la conversión (6-6). Todavía en el primer cuarto, Pioners buscó una nueva anotación con una jugada de engaño en un intento de “field-goal” en cuarto “down”, pero la defensa de Black Demons lo impidió. Dos intercepciones, una por bando, cerraron ese primer parcial sin más novedades en el marcador.
En el segundo cuarto Black Demons tomó la iniciativa y Marcos de la Mata, con una carrera de 10 yardas, adelantó a los suyos (13-6). Pioners falló un intento de “field-goal” (la patada salió desviada), pero en el “drive” posterior recuperó el balón gracias a un “fumble” forzado por su defensa. Además, la acción situó a los de l’Hospitalet a las puertas de la “end zone”. Scott Thompson, con una carrera, igualó la contienda (13-13). Quedaban sólo 44 segundos para el descanso, pero Black Demons los rendibilizó al máximo para marcharse a los vestuarios por delante. Con un gran pase de Gerardo Ramos a Sergio Condés, los roceños se plantaron en la “red zone”. Y Dezrick Reed rubricó el “drive” en la última jugada antes del intermedio (20-13).

Tras el descanso, Black Demons firmó otra buena serie ofensiva a los mandos del QB Gerardo Ramos, que hizo mucho daño con sus carreras aprovechando el buen trabajo de su línea ofensiva. Dezrick Reed, también por vía terrestre, rubricó el “drive” para situar el 27-13. Pioners, a pesar de la desventaja en el marcador, no bajó los brazos y se metió de nuevo en el partido con un espectacular pase del mexicano Erick Pérez a Dani Belso (27-20). La final continuaba sin dueño y así se llegó al inicio del último cuarto.
Los primeros compases del último periodo fueron decisivos en el desenlace del partido. Marcos de la Mata situó el 34-20 nada más comenzar el cuarto. Y en el “drive” posterior Pioners cometió un error en un “snap” que resultó letal para sus intereses. Black Demons recuperó el balón y, además, lo hizo en la yarda 12 del campo rival. Una ocasión que los roceños no desaprovecharon: Gerardo Ramos conectó con Dezrick Reed y castigó el desliz de Pioners con un “touchdown” que ya fue definitivo (41-20). Las tres anotaciones de distancia fueron un muro infranqueable para el equipo de l’Hospitalet, que a pesar de todo siguió luchando y pudo anotar el definitivo 41-27 con una nueva recepción de Dani Belso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+