ROOKIES CONSIGUE SU SEXTA COPA DE ESPAÑA FEMENINA

EL EQUIPO DE ROBERTO TORRECILLAS MANTIENE SU HEGEMONÍA EN EL TORNEO AL VENCER CON AUTORIDAD A BARCELONA BUFALS (28-0) | UNA GRAN PRIMERA MITAD SENTENCIA LA FINAL A FAVOR DEL CONJUNTO DE BARBERÁ DEL VALLÉS | LA QB DE ROOKIES MÓNICA RAFECAS, ELEGIDA MVP DEL ENCUENTRO | ANNA FERNÁNDEZ Y ALBA IZQUIERDO, QUE ANOTARON 2 TD CADA UNA, TAMBIÉN BRILLARON.

Barberá Rookies ha empezado la nueva temporada pisando fuerte. A pesar de afrontar una nueva etapa, con bastantes cambios en su plantilla, el conjunto de Roberto Torrecillas mantiene a algunas de sus piezas clave y demostró ante Bufals que otro año más seguirá aspirando a todo. Venció en la final con autoridad para sumar un nuevo título de la Copa de España a su palmarés, el sexto en seis ediciones de un torneo que sólo lleva su nombre. Barcelona Bufals lo intentó, pero cometió demasiados errores y siempre fue a remolque de Rookies. Las de Barberá del Vallés pisaron el acelerador desde el kickoff inicial y siempre mandaron en el partido. Al descanso ya ganaban por 22-0 y en la segunda mitad administraron su ventaja. El encuentro supuso, también, el estreno del nuevo formato de las competiciones femeninas para esta temporada, con 9 jugadoras por equipo y con equipos especiales (anteriormente se jugaba en el formato 7×7, sin equipos especiales).

Rookies, celebrando el título. El club ha ganado 6 copas y 4 ligas en categoría femenina.

 

Bufals entró con dudas al partido y sus errores le pasaron factura. En su primer ataque las chicas de Vito Rodríguez cometieron unfumble que Rookies recuperó en una inmejorable posición de campo y que no desaprovechó para situar el 8-0, con un TD de Anna Fernández convertido de 2 puntos por Patricia Arilla. La defensa de Rookies puso mucha presión y dificultó tremendamente las acciones de Bufals, que no conseguía mover las cadenas. En cambio, el ataque de Rookies, especialmente por el aire, hacía mucho daño a Bufals. Dos pases de TD de Mónica Rafecas, elegida MVP de la final, a Alba Izquierdo prácticamente sentenciaron el encuentro antes del descanso (22-0, con uno de los touchdown de nuevo convertido de dos puntos por Patricia Arilla).

Tras el parón Rookies, en su primer ataque, puso la sentencia definitiva con el segundo TD en la cuenta particular de Anna Fernández. En esta segunda mitad el encuentro se igualó y Bufals mejoró. En defensa y también en el apartado ofensivo, donde anduvo más cómodo pero sin terminar de rubricar sus ataques. El equipo de Vito Rodríguez consiguió plantarse en alguna ocasión en la red zone y tuvo oportunidad de reducir diferencias, pero los turnover en momentos clave lo impidieron. Rookies, por su lado, fue bajando el ritmo y administró su ventaja en unos últimos minutos con muchos errores en los dos bandos. Los dos equipos acusaron el cansancio, la falta de rodaje (la temporada justo está empezando) y también el cambio de formato a 9×9.

Mónica Rafecas, MVP de la final.

 

 

Roberto Torrecillas, técnico de Rookies, se mostraba muy satisfecho al final del partido no sólo por la victoria, que supone el sexto título copero, sino especialmente por el nivel de juego exhibido por sus jugadoras: “Era el primer partido a nueve que jugábamos, que es otro mundo, y con un equipo renovado, con tres jugadoras que suben del junior y otras tres que jugaban su primer partido. Esperaba más errores pero todo ha salido perfecto y la verdad es que me han sorprendido”. Para el entrenador del equipo de Barberá, la conclusión más importante de la final es que a pesar de la renovación “el equipo sigue funcionando bien y trabajando al máximo”, lo que supone un buen punto de partida para el resto de la temporada.

Mónica Rafecas, MVP de la final, apuntó como una de las claves la salida del equipo en los primeros compases de la final: “Sabíamos que teníamos que salir fuertes y muy concentradas, para intentar sentenciar lo más rápido posible y no pasar apuros, y lo hemos conseguido”. Para la QB de Rookies, el buen nivel exhibido por el equipo es “la recompensa al buen trabajo y al esfuerzo constante”. “Estábamos acostumbradas a una plantilla muy estable, jugando muchos años juntas, y con un equipo más joven y con muchas debutantes no sabíamos como íbamos a reaccionar, pero todo ha salido bien y estamos muy contentas”, explica Rafecas, que confía que continúen los éxitos: “Son seis copas y esperamos que vengan más, pero no podemos confiarnos. La temporada es muy larga y hay que seguir trabajando para continuar mejorando”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+